Si quieres contactar conmigo puedes mandarme un email a lorenaproteccionanimal@gmail.com

jueves, 1 de mayo de 2014

RESCATANDO ANIMALES




Cuando rescatas, creas nexos; provees todo lo que se puede a nivel veterinario, que no alcanza. La única medicina; el único bálsamo que queda en pie y sigue recuperando, es el amor.
 Si no superas la ira que te provoca la muerte y la injusticia, si no superas el dolor; es difícil transmitir la paz a quien la está necesitando.
 Las lágrimas lavan el alma, y el dolor puesto en su sitio, moviliza ese motor interno, que le da criterio al rescatista, para seguir adelante; cada día de su vida, cumpliendo su misión. El proceso es interno, y el dolor debe ser puesto en el lugar que corresponde. La serenidad nos mantiene contenidos, mientras el valor nos apuñala. la sabiduría hace que podamos darnos cuenta de que sin serenidad y sin valor, la tarea de rescatar no puede llevarse adelante. No es fácil, pero es necesario para quien emprende este camino que a pesar del dolor, hay recompensas en la mirada agradecida, en la oportunidad encontrada de cada uno de los que llegan a tus manos, lo logren, o no. Aquel que rescata se nutre del dolor para generar esperanzas, transforma el dolor en acción. El proceso es duro, pero es maravilloso lo que genera. y merece la pena hacerlo, una y mil veces.
Todo por ellos. SIEMPRE.
                                                                                                                                        CampitoRefugio.